El director franco-polaco Roman Polanski
no asistirá mañana, viernes, a la gala de entrega de los premios César del cine francés, pese a que su película El oficial y el espía opta a doce galardones, tras la polémica generada por las acusaciones de violación contra el cineasta. “Ya sabemos cómo iba a desarrollarse la noche: activistas me amenazan con un linchamiento público”, indicó este jueves Polanski en un comunicado.

El director, de 86 años, recordó que grupos feministas han convocado incluso manifestaciones frente a la sala en la que tendrá lugar la ceremonia, que en su 45 edición estará marcada también por las críticas de muchos profesionales del cine a la Academia francesa.





El póster de 'El oficial y el espía' en un cine de París
El póster de ‘El oficial y el espía’ en un cine de París
(MARTIN BUREAU / AFP)

Cabe recordar que hace unos días, los miembros de la dirección de la Academia del Cine de Francia anunciaron su “dimisión colectiva” tras las críticas recibidas en los últimos días por falta de paridad así como por la polémica sobre Polanski y las nominaciones a su personal película sobre el caso Dreyfuss. Será después de la celebración de la ceremonia cuando se reunirá la asamblea general de la institución para renovar totalmente sus órganos directivos.

”Promete parecerse más a un simposio que a una fiesta del cine francés para recompensar a sus mayores talentos”, aseguró en un comunicado enviado a la agencia AFP el realizador de El pianista, sobre quien pesa desde noviembre pasado una nueva acusación de violación.

Polanski, que cuenta ya con siete premios César, opta con El oficial y el espía a doce estatuillas, entre ellas las de mejor film y director.



data-youtube-vid>





La actriz Adèle Haenel, que denunció por acoso sexual al cineasta Christophe Ruggia, indicó hace unos días que “premiar a Polanski sería escupir a la cara de todas las víctimas” porque supondría “decir que no pasa nada por violar a mujeres”. La asociación “Osez le féminisme” convocó una manifestación frente a la sala Pleyel durante la ceremonia. Polanski afirmó que prefiere “no afrontar a un autoproclamado tribunal de la opinión pública dispuesto a pisotear los principios del Estado de derecho para que lo irracional triunfe de nuevo”.

El último trabajo de Polanski, protagonizado por Jean Dujardin y Louis Garrel, obtuvo en la pasada edición de la Mostra de Cine de Venecia el Gran Premio del Jurado y ha sido recibida, en su gran mayoría, con buenas críticas .


La película con más nominaciones

‘El oficial y el espía’ aspira a doce estatuillas, entre ellas mejor película y director










Dejá tu comentario