Noventa minutos concentrados en una sola acción. Un penalti por unas manos de Le Normand que Martínez Munuera no ha visto en directo y ha señalado tras ser avisado por el VAR han decidido el triunfo del Barça frente a la Real Sociedad
. Una jugada que Piqué ha visto desde cerca y que no la ha generado ni media duda: “En cuanto lo he visto se lo he dicho al árbitro porque era penalti claro”.

El central azulgrana, en declaraciones a Movistar y Barça TV, ha desterrado cualquier tipo de polémica alrededor del triunfo de su equipo. “La pelota le ha dado en el antebrazo. En el partido anterior –Atlético-Sevilla– que estábamos viendo en el vestuario, ha sucedido una acción igual con el central del Sevilla y estas jugadas este año las pitan”, ha subrayado.







Veo totalmente normal la intensidad de Sarabia en el banquillo y el resto de jugadores, también”




Piqué ha seguido ampliando su explicación sobre lo que rodeado al penalti, que ha acabado transformando Messi: “He avisado al árbitro porque quizás no lo había visto y así ha sido todo”. En el otro lado del cuadrilátero, Mikel Merino, capitán realista, ha expuesto una opinión algo distinta: “Ha sido una acción más que dudosa, nos tienen que explicar mejor cómo funciona lo de las manos porque creo que no han encontrado un baremo todavía”.

Messi y Piqué chocan las manos
Messi y Piqué chocan las manos
(LLUIS GENE / AFP)

En otro orden de cosas, Piqué también ha comentado la polémica que ha rodeado a Eder Sarabia esta última semana por su beligerancia en el banquillo del Bernabeu. El defensa catalán ha echado toda la culpa a los medios de comunicación: “Cuando el club está en debilidad surgen este tipo de cosas. Hace unas semanas decían que no hacíamos círculos antes del partido que no era por ningún mal rollo sino por un cambio de calentamiento con el nuevo entrenador. Y esto es lo mismo. Lo veo algo totalmente normal que el segundo entrenador con esa adrenalina en el Bernabeu se manifieste de esa manera. Todos los jugadores lo hemos hablado en el vestuario y lo vemos normal, nos gusta que haya intensidad en el banquillo. Cuando nos pidió perdón le dijimos que no hacía falta, en todo caso que fuera por la imagen del club, pero no por nosotros”.





Dejá tu comentario