Los buzos de la Armada ha llevado a cabo una primera inmersión para determinar la naturaleza del objeto hallado cerca de la orilla de la playa del Somorrostro
(Barcelona), y que por su tamaño y forma podría ser un proyectil de guerra.

Según informan fuentes oficiales, el Equipo de Desactivación de la Armada ha podido constatar que el objeto sospechoso está revestido con encofrado de hormigón. La falta de visibilidad, sin embargo, ha obligado a posponer el operativo y no será hasta mañana cuando los especialistas puedan determinar si se trata de un artefacto explosivo.


El operativo ha sido aplazado por la falta de visibilidad



La previsión apuntaba a que la unidad de desactivación, desplazada por carretera desde la base de Cartagena, realizaría la inmersión hoy mismo si al llegar al destino aún no había anochecido, por lo que podía posponerse hasta el martes.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y el Servicio Marítimo de la Guardia Civil apoyan la operación acotando y controlando la zona en la que están trabajando los buzos llevando a cabo la inspección del posible proyectil. Hasta el lugar también se han desplazado varias patrullas de Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana, que mantienen cerrados los accesos a la playa.

El hallazgo del objeto sospechoso fue este domingo, cuando un buceador localizó sobre las 16.05 horas un artefacto que podría ser un proyectil de guerra a una distancia de entre cuatro y cinco metros de la orilla de la playa del Somorrostro.

En agosto del pasado año una bomba antigua fue hallada en aguas de la playa barcelonesa de Sant Sebastià. En aquella ocasión, el mismo equipo de artificieros de la Armada se hizo cargo de la detonación del proyectil de guerra, que databa de 1936 y contenía 70 kilos de tirlita,



Dejá tu comentario