Al finalizar el encuentro contra Osasuna del domingo pasado, que acabó con derrota por 1-0, Abelardo salió a rueda de prensa enfadado y muy autocrítico. Se le preguntó si el cuerpo técnico se había planteado la posibilidad de hacer una estadía lejos de Barcelona para concentrarse de cara a los próximos encuentros y el entrenador del Espanyol contestó que no.

Este lunes por la tarde se ha confirmado que, finalmente, la plantilla blanquiazul sí hará un parón en su rutina para viajar el miércoles al acabar la sesión matutina a Navata. Hasta el viernes al mediodía se hospedarán y entrenarán en Torremirona, donde ya hicieron la pretemporada este verano, cuando todavía estaba David Gallego al frente del equipo.






Como en 2009 con Pochettino antes de consumarse el milagro





La decisión recuerda a la que se tomó con Mauricio Pochettino en la temporada 08-09. También en marzo, a falta de diez partidos para que finalizara la temporada (ahora restan once), y con el equipo a ocho puntos de la salvación (ahora son seis), el técnico argentino decidió hacer un pequeño ‘stage’ físico. Ahí se empezó a forjar una recta final de temporada que pocos imaginaban y que acabó con la milagrosa salvación del equipo.

Dejá tu comentario