El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, comieron juntos este jueves en el Congreso de los Diputados, terminada la sesión plenaria, para normalizar sus relaciones, un encuentro satisfactorio para ambas partes, según confirmaron fuentes de las dos formaciones.

Varios encontronazos parlamentarios entre los que entonces eran, respectivamente, presidente del grupo confederal de Unidas Podemos y número dos de ERC en el Congreso, durante la XII legislatura, supusieron un profundo distanciamiento entre ambos, hasta el punto de que las relaciones entre los grupos pasaron a pivotar exclusivamente en el entonces portavoz Joan Tardà.





En todo caso, Iglesias, sobre todo a través del anterior líder de los comunes, Xavier Doménech, y del hoy presidente del grupo confederal, Jaume Asens, siempre mantuvo el contacto con los republicanos, empezando por su líder, Oriol Junqueras, al que visitó en la prisión.

El encuentro de este jueves recupera la relación directa entre ambos, que se suma a los canales que comunes y republicanos mantienen en Catalunya y a la comunicación fluida que Asens conserva con destacados cargos del mundo independentista.

Así, este acercamiento afianza la capacidad de interlocución del vicepresidente Iglesias con los grupos imprescindibles para conformar mayorías funcionales en el Congreso, por una parte, y por la otra apuntala la estrategia de ERC de amplificar su capacidad de alcanzar acuerdos con actores políticos ajenos al bloque independentista dentro y fuera de Catalunya. Precisamente, el mismo día que ERC y JxCat protagonizan otra nueva divergencia en el Congreso en torno al voto del techo de gasto y la senda de déficit.

Iglesias y Rufián se conocieron tras las elecciones de diciembre del 2015, y mantuvieron una buena relación durante muchos meses, hasta el punto de que el hoy portavoz del ERC fue invitado en el programa de entrevistas que dirigía Iglesias, Otra vuelta de Tuerka, emitido en enero de 2017.





Dejá tu comentario