Bajo el lema “Seguimos haciendo camino en común”, Esquerra Unida de Catalunya (EUCat), el nuevo referente catalán de Izquierda Unida (IU), ha comenzado este sábado su andadura reivindicando el “diálogo” como salida a la crisis política y arropado por el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

El Auditorio de Cornellà de Llobregat (Barcelona) ha sido el escenario sobre el que EUCat ha decidido dar sus primeros pasos en un acto que ha encabezado el líder de IU, quien ha recetado “diálogo” para “reconstruirse” frente a quienes “ganan votos del conflicto permanente” en Catalunya. ”No seamos ingenuos: hay mucha gente en nuestro país y en Catalunya que vive y gana votos del conflicto permanente”, ha denunciado durante la asamblea fundacional, en la que ha pedido “pensar más en las siguientes generaciones” que en las “banderas” o “los impulsos irracionales a corto plazo”.






“El pueblo unido jamás será vencido”





Con un discurso federalista y de marcado tono social. ”El análisis de clase es fundamental para entender por qué estamos así”, ha advertido, Garzón ha aseverado que “cualquier persona que vive y trabaja en Catalunya comparte más con los trabajadores de Andalucía que con las grandes empresas catalanas”.

De este modo, entre gritos de “El pueblo unido jamás será vencido”, ha reivindicado el legado socialista, republicano y comunista del que bebe IU y ha celebrado que EUCat haya logrado poner punto final con un “alto nivel de consenso” a un “proceso tormentoso”.


La formación nace impulsada por el sector crítico de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) -que entre 1998 y 2019 fue la fuerza de referencia de IU en Catalunya-, enfrentado a la dirección del partido y cuyo cisma se precipitó en vísperas de las elecciones generales del 28-A.

Fue en esas fechas cuando su coordinador nacional, Joan Josep Nuet, entonces diputado de Catalunya en Comú Podem en el Parlament, decidió abandonar a los comunes para integrarse en la candidatura de ERC al Congreso, un insólito movimiento que llevó al nombramiento de una nueva dirección de signo continuista que tampoco apaciguó a los críticos.





Las crecientes contradicciones entre la dirección de EUiA, que ha ido adoptando cada vez posiciones más cercanas a las de ERC, e IU forzaron a que su líder acabara por avalar la corriente díscola, que a partir del pasado julio comenzó a cocinar la idea de reconstruir en Catalunya una fuerza afín a la línea de Garzón.


Recuperación del partido





De hecho, este mediodía, el portavoz de la recién constituida EUCat, José Montero, ha acusado a la cúpula de EUiA de haber sido “desleal” y haber querido “secuestrar” la organización mediante “métodos antidemocráticos y antiestatutarios” por haber “perdido” los debates sobre “la posición nacional”.

Por eso, ha celebrado que “por fin” hayan podido pasar página a un “momento muy duro” y que la crispación en torno a EUiA haya cristalizado en una propuesta tangible: “Por fin recuperamos nuestra organización en Cataluña”, ha subrayado.

Clausura de la asamblea fundacional de Esquerra Unida de Catalunya (EUCat))
Clausura de la asamblea fundacional de Esquerra Unida de Catalunya (EUCat))
(EP)

Asimismo, ha apostado por contribuir a la “estabilidad” del Gobierno sumando sensibilidades y reforzando los lazos que los unen a IU y al proyecto de Catalunya en Comú, confluencia que encabezan la diputada Jéssica Albiach y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.





La nueva dirección de EUCat deberá ahora pilotar el proyecto hasta la asamblea constituyente, que prevén celebrar antes del verano y con la que acabarán de definir la estructura interna de este espacio. En principio, la cúpula contará con un “grupo promotor” de entre 60 y 70 miembros y un “comité de coordinación” integrado por unos doce o catorce dirigentes.





Dejá tu comentario