El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, dejó claro esta mañana, en un desayuno organizado por el Foro de la Nueva Economia, en Madrid, que no se fía de Ciudadanos, de ahí sus reticencias a cualquier tipo de pacto con Cs, si bien sigue abierta su oferta de incorporar a las listas a alguien de la formación naranja. Eso sí, con garantías.

Los prejuicios de Feijoo hacia Ciudadanos se remontan a la moción de censura que acabo con el gobierno de Rajoy, porque les achaca a su actitud que la moción cion se presentara, y saliera adelante. A su juicio, Ciudadanos es un partido “que cambia de opinión demasiadas veces”, y se teme que lo que se pretenda sea que el PP “sea un vehículo para conseguir escaños! Y luego, tras las elecciones, “pretender tener grupo independiente”. Así lo ha manifestado esta mañana, en Radio Nacional, Inés Arrimadas.






“Los gallegos no permitirían una coalición que no es tal, sino una agrupación de intereses electorales”





Por eso, el presidente gallego afirma que “si el objetivo es unir, no se puede desunir a los cinco minutos” y a su juicio “los gallegos no permitirían una coalición que no es tal, sino una agrupación de intereses electorales”.

Aunque Nuñez Feijóo hablo todo el tiempo de Galicia y se circunscribió a sus competencias, ya que el presentador del acto, el ex alcalde de La Coruña y socialista Francisco Vazquez, le pidió que hablaran sólo de Galicia, las palabras de Feijoó se interpretaron también como un aviso a Casado, que puede estar demasiada cancha a Ciudadanos, y puede ser traicionado.

Por la recomendación de Vázquez, Feijóo tampoco habló de lo ocurrido en el País Vasco, y tan sólo manifestó su deseo de que Alfonso Alonso “reconsidere su deseo de dejar la política”.


Hubiera sido útil que el presidente de Vox “no hubiera fracturado la sociedad, y que no haya hecho su proyecto personal”





El presidente gallego también se refirió a Vox, con quien descartó cualquier tipo de entendimiento, más después, dijo de que le haya comparado con Torra. “No veo a Abascal pactando con Torra”. A su juicio, hubiera sido útil que el presidente de Vox “no hubiera fracturado la sociedad, y que no haya hecho su proyecto personal”. No obstante, dijo, no le preocupa “creo honradamente que Vox no va a tener representación en el Parlamento de Galicia”.





Su mensaje será que los gallegos se piensen qué significa votar a Vox. “Si ustedes quieren que Feijoó se vaya de la Xunta, voten a Vox, porque es su objetivo, que Feijóo no esté en la Xunta!.

Por el contrario, los que creen que Feijóo es un activo para Galicia, de estabilidad, que concentren el voto en el PP”.





Dejá tu comentario