El invierno, concretamente los meses comprendidos entre diciembre y febrero, ha sido, con diferencia, el más cálido registrado en Europa desde que se hace registros (segunda mitad del siglo XIX), según el Servicio de Cambio Climático de Copérnico. Además, este invierno ha tenido el segundo febrero más cálido, tanto a nivel mundial como en Europa.

Desde diciembre de 2019 hasta febrero de 2020, Europa ha vivido de manera persistente un clima templado en Europa, particularmente en el norte y el este, según ha informado la Organización Meteorológica Mundial.

La temperatura ha sido, de promedio, casi 1,4°C más alta que la del invierno más cálido anterior, que fue el del período 2015/16, cuando se registró un fuerte episodio de El Niño (fenómeno que se inicia con un calentamiento del Pacífico ecuatorial y tiene impacto sobre todo el planeta).





Ha sido un invierno con temperaturas 3,4ºC por encima de la media 1981-2010.

Dos pescadores aislados en un trozo de banquisa intentan remar y piden ser rescatados en la bahía de Mordvinov, en la isla de Sakhalin, al este de Siberia, en Rusia, el 28 de enero
Dos pescadores aislados en un trozo de banquisa intentan remar y piden ser rescatados en la bahía de Mordvinov, en la isla de Sakhalin, al este de Siberia, en Rusia, el 28 de enero
(AP)

Febrero en una amplia región

Las temperaturas de febrero fueron más altas que las del promedio histórico en una extensísima región que cubre gran parte de Europa, Siberia y Asia Central, así como la Antártida Occidental, mientras que fueron más bajas que el promedio en el norte de Alaska.

El mes de febrero fue 0.8°C más cálido que el promedio para este mes en el período 1981-2010. Concretamente, fue el segundo febrero más cálido en este registro de datos; se midieron 0.1°C más que en febrero de 2016 y 0,1° C menos que en febrero de 2017.

En Europa, 3,9ºC más en febrero

La Organización Meteorológica Mundial indica que las anomalías de temperaturas medias europeas son generalmente más pronunciadas y más variables que las anomalías globales, es algo que se da especialmente en invierno, cuando pueden variar en varios grados de un mes a otro.

La temperatura media europea para febrero de 2020 fue particularmente alta.





El mes fue 3,9°C más cálido que el promedio de febrero en el período 1981-2010. Por su parte, el mes de enero fue más cálido registrado, tanto en Europa como a nivel mundial.

Sin vino en Alemania

Las temperaturas en febrero de 2020 fueron superiores a las del promedio del período 1981-2010 en casi toda Europa.

Fueron extremadamente altas para la época del año en el este, en una región que se extiende hacia el sur desde el sur de Finlandia hasta el norte de Ucrania y hacia el este sobre Rusia.

Por segundo mes consecutivo, las temperaturas media de Helsinki fueron 5ºC más altas que las del promedio 1981-2010 de este mes.

Por su parte, las continuas temperaturas suaves en Alemania han provocado por primera vez que haya fracasado totalmente la cosecha de vino de hielo del país, ya que las bajas temperaturas necesarias no se dieron en invierno (este es un vino producido a partir de uvas recogida cuando aún están congelada).

En la mitad sur del este de Groenlandia, las temperaturas inusualmente cálidas han coincidido con niveles en la extensión de la cubierta de hielo marino por debajo del promedio.

No solo Europa

Las temperaturas fueron considerablemente superiores a la media no se limitaron a Europa, sino que se extendieron a la mayor parte de Rusia. Las temperaturas también fueron muy superiores a la media en la Antártida Occidental.





Otras regiones que tuvieron temperaturas substancialmente más cálidas que el promedio incluyen el noroeste de África, Irán, Afganistán y Asia Central, y gran parte de China, con bolsas de penetración en América del Norte y del Sur, África central y meridional y Australia occidental.

En cambio, las temperaturas estuvieron muy por debajo del promedio en la parte más oriental de Rusia, Alaska, el norte de Canadá y Groenlandia.

Aunque se midieron temperaturas por debajo de la media en todos los grande océanos –particularmente en el hemisferio sur–, las temperaturas del aire sobre el mar fueron predominantemente más altas que las del promedio de 1981-2010.





Dejá tu comentario