Unos 50 miembros del equipo de fútbol chino del Wuhan Zall presenciarán este domingo en el Santiago Bernabeu el clásico del fútbol español entre el Real Madrid y el Barça invitados por el club madrileño y la Liga, que tiene entre sus socios a la Superliga china.

Los integrantes del club de la ciudad donde se originó el coronavirus están en Marbella desde hace más de dos meses cuando se desplazaron antes de que estallara la crisis para hacer la pretemporada y no está previsto que vuelvan a China hasta finales de marzo. Desde entonces no han visto a sus familiares y uno de ellos incluso ha perdido a su abuela por el virus.





La expedición china, que ha pasado varios controles médicos para comprobar que ninguno de sus miembros padece la enfermedad, alargará su estancia en Madrid hasta el lunes para visitar la ciudad. “Es una recompensa muy merecida para ellos”, dijo el técnico español del equipo, José González. “Será una experiencia que sin duda no olvidarán nunca. Han estado entrenando día tras día, distraídos por la situación en sus casas. Por lo que será un bonito descanso para ellos ver el clásico”.


Desde enero en Marbella

“Es una recompensa muy merecida para ellos poder ver el clásico”





El técnico español dijo que “para cualquiera al que le guste el fútbol ir al clásico es algo muy especial. Imagina que gran experiencia van a vivir mis jugadores. Será un día muy especial”. Se espera que el campeonato pueda comenzar a jugarse a mediados de abril. El club chino había programado estar en el sur de España hasta mediados de febrero tras llegar en enero. Ahora tiene previsto seguir en España hasta finales de marzo.

Aunque el equipo estaba lejos de Wuhan en el momento inicial del brote, las autoridades sanitarias españolas tuvieron que aclarar a los habitantes de la zona donde los futbolistas realizaban su preparación que no había motivos de preocupación por su presencia. Tres jugadores que llegaron de China más tarde que sus compañeros estuvieron en cuarentena y pasaron controles médicos antes de unirse al resto del grupo.

José González, tecnico del Wuhan Zall
José González, tecnico del Wuhan Zall
(JORGE GUERRERO / AFP)






“El miedo a lo desconocido obviamente siempre existe”, dijo González, que anteriormente fue entrenador del Málaga. “Entiendo a aquellos que fueron reticentes con que el equipo viniera a España. Pero con el tiempo quedó claro que no ha habido ningún problema con el hecho de que el equipo esté en España”, añadió. Su principal trabajo durante la concentración es sacar de la cabeza de sus jugadores la situación que se vive en su ciudad.

Ir a ver el clásico era una manera de conseguir que los jugadores se evadieran de lo que pasa en China y forma de los 10 días de vacaciones que se les ha dado para que visiten España. “Honestamente, intento hablar del virus lo mínimo que puedo”, comentó el técnico, conocedor que este es el tema “del que hablan los jugadores todo el tiempo, en sus habitaciones o cuando telefonean a sus familiares”. El técnico comenta que intenta hacer los entrenamientos “lo más divertidos posibles para verlos reír un poco”.


Profesionales

“Entrenan sán saber cuando empezará la Liga china ni cuando verán a sus familias. Su actitud es admirable”





González destacó “la lección de profesionalismo” que estan dando sus jugadores durante su estancia española. “Entrenan sin saber cuando empezará el campeonato de nuevo y cuando podrán reunirse con sus familiares. Su actitud es admirable. No creo que la mayoría de nosotros reaccionáramos así en esta situación”, añadió el técnico que recordó que los jugadores no pudieron pasar el Año Nuevo chino con sus familiares.





Sobre la experiencia que está viviendo el técnico de 53 años dijo que “piensas que lo has experimentado casi todo en la vida a lo largo de los años pero este caso es especial. Sigo aprendiendo de estos jugadores, sobre su comportamiento y su forma de lidiar con este asunto. Te hace pensar sobre los límites de la capacidad humana y sobre su profesionalismo”.

Llegada de la expedición china a Málaga en enero
Llegada de la expedición china a Málaga en enero
(JORGE GUERRERO / AFP)






Dejá tu comentario