La Sala Civil y Penal del Tribunal Supreior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha decidido inadmitir la querella presentada en su día por el PP contra el president de la Generalitat, Quim Torra, por un presunto delito de usurpación de funciones por el hecho de mantenerse en el cargo pese a haber perdido su condición de diputado del Parlament.

En el fallo comunicado este martes, el tribunal catalán se pone del lado de la Fiscalía, que ya emitió un informe en el que se oponía a la admisión de la querella al entender, entre otros motivos, que la inhabilitación de la JEC, dejando si efecto la credencial del president como diputado, “no realiza un pronunciamiento expreso sobre su condición de presidente”.






El TSJC considera que “no existe el automatismo” entre la pérdida sobrevenida de la condición de diputado y el cese como president





El TSJC considera que en este caso, “al menos hasta el momento”, falta “el elemento nuclear del hecho típico que le priva de antijuridicidad, cual es la pérdida de la condición de presidente de la Generalitat del querellado”. En este sentido, el auto considera que “no existe una automática previsión legal ni tampoco ningún acto jurídico emitido por órganos competentes que le haya privado de esa condición”.

Además, el tribunal da la razón al president al entender que “no existe el automatismo” entre la pérdida sobrevenida de la condición de diputado y el cese como president porque “tal cuestión debe ser analizada, según afirma la Junta Electoral Central en la resolución de 3/1/2020, por el propio Parlament de Catalunya”.

Pero no ha habido “ningún acto jurídico”, ni del Parlament ni de ningún tribunal, por el que se haya dispuesto el cese de Torra del cargo de president, algo que el tribunal considera imprescindible para que pueda haber una usurpación de funciones.





Dejá tu comentario