El Ibex 35 ha cedido un 2,9% en la jornada de este viernes, encadenando la segunda sesión seguida con pérdidas, si bien menores que en jornadas anteriores. En este sentido, de las últimas diez sesiones, siete se han cerrado en rojo, con descensos de hasta el 4,07%. En conjunto, esta semana es la peor desde mayo de 2010, hace casi una década, con una caída del 11,76%.

El coronavirus se erige como gran culpable de la tendencia. El miedo a que los bancos centrales tengan que intervenir para evitar una recaída de la economía mundial y la posibilidad de que se detengan los flujos comerciales y de viajeros castiga a las empresas de toda Europa.






Incertidumbre en las previsiones

IAG, la más castigada una sesión más





Dentro del Ibex 35 las más perjudicadas han sido IAG (-8,8%), Grifols (-6,69%), Telefónica (-6,03%) y Merlin (5,2%). En el caso de IAG, que ha presentado sus resultados económicos este viernes, ha reconocido que las perspectivas de beneficios se han visto “negativamente afectadas” por una demanda “más débil” debido al impacto del coronavirus. En este sentido, y dada la continua incertidumbre en relación al potencial impacto y la duración del coronavirus, IAG ha informado de que aún no es posible proporcionar una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para el año 2020.



El sector bancario empujó el índice con fuerza hacia terreno negativo, con todos sus integrantes en rojo: Santander perdió un 2,7%, mientras BBVA se dejó un 4,67%, CaixaBank cedió un 4,48%, Bankia perdió un 4,12%, y Sabadell retrocedió un 1,29%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica cayó un 6,03%, Inditex ganó un 0,10%, Iberdrola se dejó un 4,17%, y la petrolera Repsol perdió un 3,61%, en línea con la caída del crudo Brent.






Mercados

Fuertes caídas en el resto de Europa





Apenas un puñado de valores han escapado a la mala racha del Ibex 35. Cie se ha disparado un 5%, Indra el 4,7%, Acciona el 4,4%, Amadeus el 3,25% y Meliá y Viscofan rondaron un avance del 2%. Por su parte, la prima de riesgo española ascendía a 91 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,275%, mientras que la cotización del euro frente al dólar se reducía a 1,1004 billetes verdes.

En el resto de Europa, el EuroStoxx se ha dejado el 4,4%, Londres el 3,7%, Frankfurt el 4,5% y París el 4%. Mientras que el virus estaba centralizado en China, los inversores tenían la esperanza de que se controlara y que la fuerte demanda global que hay sobre el gigante asiático ayudaría a recuperar el crecimiento perdido. Sin embargo, el analista de XTB Joaquín Robles ha explicado que en cuanto se ha ido extendido a otras regiones, se ha iniciado un fuerte proceso de venta en todos los activos de renta variable anticipándose a una posible caída en el crecimiento.





Dejá tu comentario