La colaboración entre la sanidad pública y la privada en el combate contra la pandemia del coronavirus en España pone en marcha en la práctica un modelo de sanidad única que movilizando recursos técnicos, materiales y humanos a contrarreloj busca atajar la mortalidad que puede causar el Covid-19

Los 806 hospitales del Sistema Nacional de Salud y los 468 centros hospitalarios privados y el conjunto de más de 143.300 camas puestos a disposición del Ministerio de Sanidad en la lucha contra la pandemia se preparan para el gran embate de la enfermedad. Al igual que los centros públicos, los establecimientos privados han difundido sus datos mostrando que la sanidad privada está atendiendo a cerca del 19% de los pacientes ingresados por coronavirus.





La patronal Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha confirmado a La Vanguardia que está al cuidado de 80 pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) de un conjunto de 970 hospitalizados en centros privados. Esta red ha registrado hasta ahora un total de 1.800 casos positivos entre el global de pacientes atendidos. Estos registros recogen que, lamentablemente, se han producido 30 fallecimientos de enfermos tratados.

Según la última información del Ministerio de Sanidad -difundidos a primera hora de la mañana de ayer por ASPE- se encuentran hospitalizados el 46% de los casos, 5.136 personas, de los que 563, los más graves, permanecen ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs). Esto implica que en la actualidad la sanidad privada atiende al 18,9% del total de pacientes hospitalizados, al 14,2% de los ingresados en UCIs y ha registrado el 6,1% de los fallecidos por la enfermedad.

Boi Ruiz, profesor de la UIC (Universitat Internacional de Catalunya) y ex conseller de Salut de la Generalitat de Catalunya, en una imagen de archivo
Boi Ruiz, profesor de la UIC (Universitat Internacional de Catalunya) y ex conseller de Salut de la Generalitat de Catalunya, en una imagen de archivo
(Marc Arias)


Sanidad pública y privada ya comparte de facto profesionales y excelencia de resultados





El presidente de ASPE, Carlos Rus, ha señalado que “desde el principio de la crisis, se ha producido colaboración con el sector público para combatir la pandemia y siempre hemos estado a disposición de las autoridades sanitarias”. “Lo importante y lo que nos ocupa -añade- es atender pacientes bajo el mando único de la salud pública en cada una de las comunidades autónomas, que nos han pedido recursos y coordinación”.





Esta colaboración, según declara a La Vanguardia Boi Ruiz, profesor de la UIC (Universitat Internacional de Catalunya), indica “la importancia de tomar la atención sanitaria como servicio público a la ciudadanía independiente de quien pague, sea una mutua, una aseguradora o las administraciones”.

Ruiz insiste en la excelencia en cuanto a resultados tanto de la asistencia pública como la privada que “desmiente la opinión social no fundamentada en la realidad” de aquellos que intentan separar las capacidades de ambos sectores.

Desde la Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad), constituida por la mayoría de las empresas sanitarias de titularidad privada de España, muchas de ellas vinculadas a las principales compañías aseguradoras, se destaca que la pandemia de coronavirus está mostrando “hoy, más que nunca, que sanidad sólo hay una” y que “hoy por hoy no hay hospitales públicos y privados: hay sencillamente hospitales que velan por la salud y el bienestar de todos”.


266.728 profesionales de centros privados se han incorporado al dispositivo conjunto del ministerio de Sanidad contra la pandemia





Tal y como ha informado Vivo Seguro, el sector privado ha movilizado a disposición del Ministerio de Sanidad, por el Real Decreto 463/202 de 14 de marzo declarando el Estado de Alarma, un total de 266.728 profesionales a los que suman farmacéuticos de hospital y comunitarios, psicólogos, asistentes sociales y demás profesiones sanitarias.





Por su parte, la patronal aseguradora UNESPA ha confirmado que el seguro mantiene la asistencia por coronavirus a todos sus asegurados y ha reiterado “su firme e inequívoca colaboración con las medidas para controlar la propagación del coronavirus en España establecidas por las autoridades sanitarias”.

Desde Catalunya, la Associació d’Entitats Sanitàries i Socials (LaUnió), que reúne a más de un centenar de entidades sanitarias y sociales de titularidad pública y privada con más de 460 centros y 60.000 profesionales, ha indicado su colaboración con la Generalitat de Catalunya y las autoridades sanitarias del país ante “la unidad de acción” contra el Covid-19.


El 72% de los ingresos de los centros privados proviene de las compañías aseguradoras





Para Boi Ruiz, esta colaboración de facto que existe ya en España entre los sectores públicos y privados de sanidad podría avanzarse y hacerse mucho más efectiva “si se unificara la coordinación y el control por parte de una misma Autoridad Sanitaria para ambos sectores y se vertebrara un sistema común de información sobre los historiales clínicos de todos los pacientes”.

De hecho, señala el profesor Ruiz, “ya muchos profesionales trabajan en la sanidad pública y la privada para compensar unos sueldos por debajo de la media europea y existen alrededor de dos millones y medio de funcionarios atendidos por el sector privado a través de mutualidades como Muface y similares de financiación pública”.





UNESPA confirma que el seguro da cobertura sanitaria en España a 10,3 millones de personas. De esta cantidad, 8,4 millones de asegurados contratan su protección con carácter complementario a la asistencia sanitaria pública. Los restantes 1,8 millones de asegurados provienen de las mutualidades de funcionarios de la Administración Central del Estado, quienes tienen la opción de cubrir su atención sanitaria a través de conciertos con aseguradoras privadas en unas condiciones análogas a las que prestan los servicios públicos de salud.

Fuentes de ASPE han confirmado que el 72% de la facturación media de los hospitales de su red proviene de los seguros de salud. Este ramo asegurador facturó el año pasado más de 6.700 millones de euros, un 4,12% del total facturado por el seguro en España (48.327 millones de euros) en los tres primeros trimestres del 2019.





Dejá tu comentario