La lógica se impuso y el Barça volvió a arrasar a su rival de turno, el novato Benidorm (40-25) para conquistar su 24.ª
Copa, la séptima consecutiva, que amplían la hegemonía absolutista blaugrana en las competiciones españolas. Desde el 2014, el primer año de la racha de 7 Copas seguidas, el equipo catalán ha arrasado: 27 títulos consecutivos, entre Ligas Asobal, Supecopas de España, Copas Asobal y Copas del Rey.


Sin rival

El Barça cumplió los pronósticos y atropelló también al Benidorm (+15), igual que hizo con el Ademar (+11) y el Fraikin Granollers (+15)





El Barça salió de arranque con Víctor Tomàs y Raúl Entrerríos en el inicial, un guiño de Xavi Pascual a los dos veteranos, por disputar su última final de Copa del Rey. El Benidorm lo hacía con 7 jugadores de campo en el ataque, sin portero, con dos pivotes, para ganar superioridad ante la defensa blaugrana. Un guiño táctico de Fernando Latorre que el Barça se tomaba como un acicate, una prueba que superar.





Poco pareció incordiar esa anormalidad estratégica de entrada, porque el Barça en cuanto calentó el motor cogió una distancia de 4 goles en sólo 11 minutos, el 9-5 de un misil de Pálmarsson. Latorre se veía obligado a pedir tiempo tras una doble parada de Gonzalo Pérez de Vargas para que no se le fuese el partido en un cuarto.

De nada le sirvió al Benidorm dejar al portero fuera porque el Barça pisó el acelerador con un parcial de 5-2 después del tiempo muerto. Latorre tuvo que recupera al portero, porque a portería vacía los blaugrana ya le habían metido tres goles, dos de ellos de Pérez de Vargas, y no era plan de seguir haciendo el ridículo.


Los mejores

Gonzalo Pérez de Vargas, con 2 goles y 14 paradas, mereció el MVP del partido; en ataque destacaron Fàbregas con 8 goles y Aleix Gómez con 6





Mediado el primer tiempo, Xavi Pascual sacudió el banquillo, como es habitual, y dio entrada a otro equipo diferente. El resultado: el mismo. No hay unidad A ni B. Igual marcan Mortensen que Ariño, Aleix que Víctor. Con esa efectividad altísima, el Barça alcanzó los 9 goles de renta con el 17-8 de Cindric; una ventaja que mantuvo hasta el descanso (21-12) tras un intercambio de golpes bien sostenido en el Benidorm por un acertado Parker (3 goles).





Tras pasar por vestuarios, el Barça se puso en modo récord: superar los +16 de la final del año pasado al Cuenca, y, a poder ser, llegar a los +20 del Barça de Sergi Petit en la final de 1983 sobre el Elgorriaga Bidasoa (36-16), récord histórico. La buena efectividad y acierto de su amplio repertorio le llevó a un +13 (29-16 de Fàbregas). Sin levantar el pie del acelerador, y con el Benidorm desinflándose por momentos tras el desgaste de tres partidos de altura seguidos, el Barça llegó a los 15 goles de renta (el 37-22 de Mortensen). El partido ya hacía rato que estaba roto. Como es habitual en el ámbito Asobal, el Barça da espectáculo, pero acaba con la emoción.


Ficha técnica

Barça, 40 – Benidorm, 25





Barça: Pérez de Vargas (2), Ariño (2), Raúl Entrerríos (4), Petrus, Fàbregas (8), Mem (2), Víctor Tomàs (2); Pálmarsson (2), Dolenec, Sorhaindo (2), Aleix Gómez (6, 3p), Cindric (3), Mortensen (4), Andersson (2), N’Guessan (1), Moller (ps).

Benidorm: Terçariol, Cabanas (2), Parker (3), Lignieres (2), Méndez (2), Folqués (1), Costa (8); Oliver, Nolasco (2), Simonet (2), Basualdo, Dorado (3, 1p), Grau, Rodríguez (ps).

Árbitros: Bustamante y Álvarez Mata. Excluyeron a Dolenec (2), por el Barça, y a Folqués, del Benidorm.





Parciales: 4-2, 7-5, 9-5, 13-6, 15-8, 21-12 (descanso); 24-14, 29-17, 34-21, 37-22, 40-25.

Pista: Caja Mágica, Madrid. Unos 7.000 espectadores.


Los resultados

El cuadro de la Copa





Cuartos de final

Bidasoa – Benidorm, 26-29

Ademar – Logroño, 29-26

Helvetia Anaitasuna – Liberbank Cuenca, 21-26

Barça – Fraikin Granollers, 42-27

Semifinales

Liberbank Cuenca – Benidorm, 27-28

Barça – Ademar León, 34-23

Final

Barça – Benidorm, 40-25





Dejá tu comentario