La plantilla del Espanyol llegó este miércoles a Navata para concentrarse de cara a la recta final de temporada y conseguir la salvación con la duda de qué sucederá con la Liga. Si finalmente se suspende o si quedará como hasta el momento, con las dos próximas jornadas a puerta cerrada.

Raúl de Tomás, estrella del conjunto blanquiazul, mostró su descontento por cómo se está gestionando la crisis del coronavirus en el fútbol español en una historia de Instagram en la que se preguntaba por qué no pueden “opinar los propios jugadores”. “Unos sí, otros no. O todos o ninguno. Con la salud no se juega”, continuaba y sentenciaba. Se refería a la decisión que tomó la Federación de suspender todas las competiciones mientras que LaLiga todavía no.






Competición desestima el recurso a la segunda amarilla de Diego López





Los de Abelardo estarán hasta el viernes en Torremirona, donde ya estuvieron este verano para realizar la temporada. Luego volverán a Barcelona y está programado, de momento, el partido contra el Alavés en el RCDE Stadium para el domingo a las 12.00. Pero hasta que no los organismos competentes no tomen una resolución, el estado de duda en la concentración perica es total.

El Espanyol se juega mucho en este tramo final de Liga. Ahora mismo van colistas a seis puntos del descenso. Para el próximo partido, se juegue cuando se juegue, no podrá estar Diego López
. El Comité de Competición ha desestimado el recurso a la segunda amarilla que vio contra Osasuna en El Sadar el pasado domingo. Por lo que será Andrés Prieto, ante la lesión de Oier Olazábal, quien defenderá la portera.


Marc Roca entrena al margen





Marc Roca, por su parte, sigue siendo dudas para este fin de semana. Tiene molestias en el tendón izquierdo y en la sesión antes de que el equipo partiera a Navata no se ejercitó con el resto del grupo.





Dejá tu comentario