Aunque no se conoce de forma precisa, por analogía con otras infecciones causadas por virus similares, parece que la transmisión del coronavirus
sería a través del contacto con animales infectados o por contacto estrecho con las secreciones respiratorias de alguna persona que haya contraído la enfermedad.

En el caso de los animales, la información disponible indica que existe la posibilidad de que la fuente inicial -en China- fuera algún animal, dado que los primeros casos se detectaron en personas que trabajaban en un mercado donde había presencia de animales vivos. Algunos coronavirus son virus zoonóticos, lo que significa que se pueden transmitir de los animales al ser humano.





Personas con mascarillas protectoras pasean por el distrito comercial de Bangkok, en Tailandia. Lillian SUWANRUMPHA / AFP
Personas con mascarillas protectoras pasean por el distrito comercial de Bangkok, en Tailandia. Lillian SUWANRUMPHA / AFP


Bulos

No se trasmite a través de objetos ni animales domésticos





Sin embargo, no hay que tomar precauciones especiales con los animales en España. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que “no hay ninguna prueba” de que el nuevo coronavirus infecte a animales de compañía como los perros y los gatos, así que estos animales no lo pueden propagar.

En cuanto al contacto con personas, el contagio sólo se puede producir a través de las secreciones que se generan con la tos o el estornudo de la persona enferma. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca. La contagiosidad depende de la cantidad del virus en las vías respiratorias. La transmisión por el aire a distancias mayores de un metro es muy poco probable.

El Papa Francisco saluda a los fieles, algunos de ellos con máscaras, en Ciudad del Vaticano. MAURIZIO BRAMBATTI
El Papa Francisco saluda a los fieles, algunos de ellos con máscaras, en Ciudad del Vaticano. MAURIZIO BRAMBATTI






La OMS ha publicado un documento en el que confirma y desmiente los principales bulos que están surgiendo en todo el mundo sobre el nuevo coronavirus. Entre otras cosas, desmiente que la enfermedad se propague a grandes distancias a través del aire, asegurando que el contagio solo se puede producir a través de las gotículas que se generan cuando una persona infectada tose o estornuda, o a través de gotículas de saliva o de secreciones de la nariz.

”Estas gotículas son demasiado pesadas para propagarse a grandes distancias”, ha dicho el organismo de Naciones Unidas. Llegan como mucho hasta un metro de distancia.

Algunas webs especializadas han recogido y desmentido más de 50 bulos o información tendenciosa sobre el virus.


El coronavirus en ningún caso se transmite a través de objetos. No hay ni habrá ninguna medida especial sobre las mercancías de uso o consumo humano procedentes de las zonas donde hay transmisión sostenida. La propia OMS ha confirmado la seguridad que supone recibir una carta o un paquete procedente de China, epicentro del brote de coronaviurs, ya que, según la información preliminar, el nuevo coronavirus puede sobrevivir en una superficie durante unas horas.





”Un objeto puede resultar contaminado por el 2019-nCoV si una persona infectada tose o estornuda encima del mismo o lo toca. Mediante una correcta higiene de las manos, el riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus (2019-nCoV) por contacto con objetos, como monedas, billetes o incluso tarjetas de crédito, es muy bajo”, ha dicho el organismo.

Asimismo, la OMS asegura que el coronavirus no puede transmitirse a través de picaduras de mosquitos; que la orina infantil o la cocaína no pueden proteger frente al mismo; que el río y la nieve no pueden matar el virus; que los secadores de manos no logran matarlo, a pesar del rumor de que se puede eliminar el virus en 30 segundos con estos aparatos; y que “no hay ninguna prueba” de que el nuevo coronavirus infecte a animales de compañía como los perros y los gatos.


Precauciones

Cómo protegerse ante el virus





La principal recomendación es lavarse las manos con agua abundante y jabón. César Rangel
La principal recomendación es lavarse las manos con agua abundante y jabón. César Rangel

Al estornudar, toser o hablar se emiten pequeñas gotitas de saliva, secreciones nasales que pueden quedar en las manos, en las superficies o dispersas en el aire. Por tanto, el virus se puede transmitir también indirectamente por tocarse los ojos, la nariz o la boca después de haber tocado las microgotas o secreciones respiratorias procedentes de una persona infectada.





Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen:

· Realizar una higiene de manos frecuente y durante un mínimo de 20 segundos (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después del contacto directo con personas enfermas o su entorno;

· Taparse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al estornudar o toser y justo después tirar el papel usado a la basura;

· Evitar el contacto estrecho con personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos. Se debe evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

· Mantener una distancia de un metro aproximadamente con las personas con síntomas de infección respiratoria aguda;

Estas medidas, además, protegen frente a enfermedades frecuentes como la gripe







Dejá tu comentario