Comidas light para llevar al trabajo

Cómo organizar comidas light para llevar al trabajo

Preparar comidas ligeras y saludables para llevar al trabajo puede parecer desafiante, pero en realidad es bastante fácil si se tiene un plan y algunas ideas prácticas. Aquí compartimos algunos consejos y recetas que pueden ser útiles.

Consejos generales para organizar comidas light

Planifica tus comidas con anticipación: Haz una lista de los alimentos que necesitas y organiza tus comidas para la semana.

Usa recipientes de almacenamiento adecuados: Para mantener las comidas frescas y evitar que se mezclen, es importante usar recipientes de almacenamiento de alta calidad que sean herméticos y resistentes a fugas.

Elige opciones saludables: Las comidas deben ser ricas en nutrientes, bajos en grasas y calorías, y altos en proteínas, fibra y otros nutrientes importantes.

Mantén el tamaño de las porciones en cuenta: Es importante no exceder las porciones recomendadas para evitar consumir más calorías de las necesarias.

Planificar comidas light y sanas puede ser fácil si sigues algunos pasos sencillos. 

Haz una lista de alimentos: Antes de ir al supermercado, haz una lista de alimentos que te gustaría consumir durante la semana. Asegúrate de incluir una variedad de frutas, verduras, proteínas magras, granos enteros y grasas saludables.

Planifica tus comidas: Planifica las comidas de la semana y asegúrate de incluir opciones saludables. Por ejemplo, puedes planear una ensalada para el almuerzo, una cena de pescado a la parrilla con verduras asadas y arroz integral, o un batido de proteínas después del entrenamiento.

Elige opciones saludables: Busca opciones saludables que sean ricas en nutrientes y bajas en grasas y calorías. Elige proteínas magras como pollo, pavo, pescado, frijoles y legumbres, y evita alimentos procesados y altos en grasas saturadas y azúcares añadidos.

Mantén el tamaño de las porciones en cuenta: Asegúrate de controlar las porciones de cada alimento para evitar comer en exceso y consumir más calorías de las necesarias.

Cocina en casa: Cocinar en casa te permite tener más control sobre los ingredientes y el tamaño de las porciones. Además, puedes experimentar con recetas saludables y creativas.

Prepara con anticipación: Prepara los alimentos con anticipación para que sea más fácil comer saludable durante la semana. Por ejemplo, puedes cocinar una gran cantidad de pollo a la parrilla y almacenarlo en la nevera para usarlo en ensaladas y tazones de comida durante la semana.

Incluye colores y variedades: Es importante incluir una variedad de alimentos de diferentes colores para obtener una amplia gama de nutrientes. Los alimentos coloridos como frutas y verduras son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a mantener una buena salud.

Una buena planificación es clave para una dieta saludable y equilibrada. 

Comidas light para llevar al trabajo

Los platillos livianos no tienen por qué dejarnos con hambre, o sin energía, para cumplir con nuestros turnos laborales. Conoce con nosotros comidas light para llevar al trabajo que seguro incluirías en tu dieta a menudo. 

Recetas de comidas light para llevar al trabajo

Ideas para comidas rápidas y sanas

Ensaladas: Las ensaladas son una excelente opción para las comidas ligeras. Prepara una ensalada con lechuga, tomate, pepino, zanahoria, pollo a la plancha o tofu, y aliño ligero.

Wraps o Rollitos: Los wraps o rollitos son fáciles de transportar y pueden ser rellenos de verduras, proteínas como pollo, pavo o jamón, y humus o aderezo ligero.

Tazones de comida: Puedes preparar tazones de comida con arroz integral, quinoa o ensalada de garbanzos, y agregar verduras y proteínas como pollo o salmón.

Sándwiches: Puedes hacer sándwiches con pan integral, hummus, aguacate, tomate y pavo o pollo a la plancha.

Frutas y vegetales: Para acompañar la comida, puedes incluir una porción de frutas o vegetales cortados y almacenados en recipientes separados.

Recuerda, la clave para preparar comidas ligeras y saludables para llevar al trabajo es la planificación y la elección de opciones saludables. Con un poco de creatividad, puedes crear deliciosas comidas para disfrutar durante todo el día.

Recetas light

Arroz con pollo y verduras

A pesar que el nombre puede sonar un poco pesado la verdad es que es una de esas recetas light de comida para llevar al trabajo que puedes preparar en menos de una hora, y te aseguramos que te aportará mucha energía para terminar la jornada laboral.

Los ingredientes son: 

  • 280 g de arroz de grano redondo.
  • 1 cebolla.
  • 2 ajetes.
  • 1 pimiento verde italiano.
  • 120 g de pechuga de pollo.
  • 1 zanahoria.
  • 300 g de pechuga de pollo.
  • Sal y pimienta.
  • Unas ramitas de romero.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.

Lo primero será preparar tus verduritas. Pelamos la cebolla, raspar la zanahoria y la lavarás. Lo mismo con los ajetes, el pimiento y las judías verdes. Todas van cortadas en cuadros pequeños.

Acto seguido comienzas a sofreír la cebolla durante unos 5 minutos, para añadirle la zanahoria, los ajetes y el pimiento para rehogar todo durante unos 8 minutos. Al final se incorpora a ello el arroz y el romero ya lavado y desmenuzado.

Comenzarás a saltear el arroz con la verdura mientras lo remueves durante 1 minuto, luego añadirás 650 ml de agua, lo sazonamos, removemos y dejamos cocer por aproximadamente 11 minutos. 

Al pasar ese lapso de tiempo añadimos las judías y contarás 7 minutos más de cocción o hasta que notes que el arroz está en su punto.

Con el arroz y las verduras listas puedes pasar al pollo, recordando que debes limpiar la pechuga, lavarla y secarla. Con eso podrás salpimentar y asarla en una plancha que previamente habrás engrasado con aceite durante unos 5 minutos por cada lado.

Toma tu tupper y sirve el arroz y el pollo para taparlo y llevártelo al trabajo, ¡no se vale picar antes de la hora de almuerzo!

Ensalada de guisantes salteados con tomates y huevo duro

Si no sientes que es el día como para ingerir carnes siempre puedes hacerte una buena ensalada que te aporte lo que necesitas para completar tu jornada laboral. Para preparar nuestra segunda receta de comida liviana para llevar al trabajo compra:

  • 400 g de guisantes.
  • 200 g de tomates cereza. 
  • 100 g de maíz dulce. 
  • 1 cebolla morada.
  • 4 huevos de codorniz. 
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Lo primero será poner a cocer los guisantes junto a los huevos, para ello tendrás que desgranar los guisantes, lavarlas y escaldarlos por 2 0 3 minutos en abundante agua hirviendo. 

Los huevos los harás en un cazo con agua salada durante unos 4 o 5 minutos. Antes de pelarlos puedes refrescarlos con algo de agua fría. Y luego los cortamos por la mitad.

Lava los tomatitos, secar y cortar por la mitad. La cebolla la pelamos, picamos y sofreímos por unos 7 minutos en un sartén con 3 cucharadas de aceite. A ello añadimos los guisantes ya escurridos y lo salteamos por 5 minutos.

Una vez los guisantes ya estén salteados podrás incorporar el maíz y proseguir con la cocción durante 1 minuto más. Para servir reparte la preparación en cuencos individuales para añadirles los tomates y los huevos. 

Puedes completar rociando con gotas de aceite y añadiendo sal y pimienta al gusto. 

Si quieres conocer otros artículos Relacionados a Comidas light para llevar al trabajo puedes visitar la categoría Noticias.

Índice
  1. Cómo organizar comidas light para llevar al trabajo
  2. Consejos generales para organizar comidas light
  3. Comidas light para llevar al trabajo
  4. Recetas de comidas light para llevar al trabajo
    1. Ideas para comidas rápidas y sanas
    2. Recetas light
Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad