Kirchnerismo tramposo: se llevaron presa a una mujer en Rawson

Tanto el kirchnerismo como el izquierdismo vienen atravesando meses de derrotas, desesperación y mentiras. Nadie se imaginaba que el ingeniero de Barrio Parque, el de ojos celestes y que estudió en el Newman podía darles una paliza a los peronistas, esos que de tanto saber de política, fundieron el país.

Pero las cosas se dieron de esta manera. Después de tantos años de mentiras, corrupción y desmantelamiento, llevado a cabo por los peronistas, los mismos que se llenan la boca hablando de pobres y de justicia social, el pueblo argentino despertó. Y el cambio ya es un hecho que no tiene retorno.

Sin embargo, los kirchneristas siguen viviendo en su burbuja. Aquella que habla de una Patria Grande inexistente, una revolución infantil y un odio al capitalismo muy adolescente y vacío de contenido.

Tanto es así, que en el día de hoy, una mujer fue detenida después de romper boletas de Cambiemos en el cuarto oscuro de una escuela de Rawson.

Todo comenzó en horas de la tarde, cuando la mujer se acercó a la Escuela Politécnica 702 de Rawson con dos familiares para votar.

Primero ingresó uno de los miembros de la familia, quien al ingresar rompió boletas, algo que fue advertido por las autoridades de la mesa 1 de la escuela.

Minutos más tarde, ingresó el segundo integrante, que del mismo modo, rompió boletas de Cambiemos. Finalmente, fue la mujer quien ingresó al cuarto oscuro, quien hizo lo mismo que sus dos familiares.

Ante la evidencia del hecho, se dio aviso a la policía, que llegó a tiempo para detener a la mujer y trasladarla a sede policial, donde deberá dar explicaciones sobre lo que hizo.

Pero ese no fue el único hecho delictivo. En Comodoro Rivadavia, apareció un mensaje escrito en un pizarrón, que insultaba de manera soez al Presidente Mauricio Macri. Otro hecho infantil y que ya todos los ciudadanos saben de qué sector viene.

Estos hechos van de la mano de la agonía del kirchnerismo, y una dura advertencia para el peronismo, ya que la sociedad ya no acepta ni tolera patoterismo, mentiras ni trampas. Todas las mañas de la vieja política están en decadencia, como esa costumbre de regalar comida a los votantes unos días antes de las elecciones.

El siglo 21 llegó hace rato, pero el kirchnerismo/peronismo todavía cree que estamos en la Edad Media.

Dejá tu comentario