Durísima medida de la justicia contra el militante del mortero

Delincuente Sebastián Romero

Después de varias semanas de ocurridos los disturbios en las inmediaciones del Congreso, todavía no se ha podido dar con el paradero de Sebastián Romero, el militante y ex precandidato del FIT (Frente de Izquierda) que quedó registrado en las cámaras de diarios y televisión utilizando un arma tumbera contra la policía con el propósito de hacerles daño.

Debido a esto, el juez federal Sergio Torres va a pedir en las próximas horas la captura internacional y que se haga el ofrecimiento de una recompensa que ayude a encontrar a Sebastián Romero.

El militante está prófugo de la justicia desde el día posterior a los incidentes ocurridos en el Congreso, que tuvo de un lado a grupos sociales, kirchneristas e izquierdistas, quienes estuvieron durante horas destrozando la ciudad. Del otro lado, la policía, que soportó toda la furia y violencia de un puñado de delincuentes que supuestamente se oponían a la reforma previsional.

Esta nueva decisión del juez Torres se da en el marco de que es posible que Romero se encuentre fuera del país. A pesar de que no hay ningún registro de su salida del país en Migraciones, existen sospechas de que podría haber atravesado la frontera clandestinamente hacia algún país limítrofe, especialmente Brasil.

Junto al pedido de captura internacional, Torres tiene pensado además pedir al Ministerio de Seguridad que ofrezca una recompensa a quienes proporcionen datos que se puedan comprobar sobre la ubicación de Romero, con el fin de que la búsqueda sea más fácil.

A Romero se lo imputó por resistencia a la autoridad e intimidación pública. Además, esta investigación cuenta con más detenidos, tanto manifestantes como policías, ya que estos últimos fueron acusados de excesos al reprimir al malón asesino de izquierda y kirchnerista.

Para el juez del caso, los manifestantes actuaron de manera organizada aquel día para atacar a los efectivos, que contabilizaron unos 88 policías heridos. Se estima que los delincuentes arrojaron 15 toneladas de cascotes a la policía porteña.

Mientras tanto, todavía permanecen detenidos César Javier Arakaki (militante de izquierda que aparece en varias fotos abrazado a Jorge Altamira) y Dimas Fernando Ponce, quien lo acompañaba en los hechos violentos.

Loading...

Dejá tu comentario

Acerca del autor

Roberto Garrido
Director General en Leyendo Noticias. Apasionado por las noticias de política, la verdad y un mundo más justo.