¿Qué tanto nos conviene una prórroga de contrato de alquiler?

 

En cuanto a los inmuebles, la mayoría de las ocasiones se hace demasiado hincapié en los beneficios que podrían obtenerse de una prórroga de alquiler, según sea el caso.

Sin embargo, es preciso apreciar el panorama completo. Sin duda que la pandemia y su enorme impacto en los alquileres ha marcado un antes y un después. Ahora más que nunca se debe adquirir una actitud adaptativa a las contingencias y a los roles de cada quien ante la ley. Veamos de qué se trata.

Consideraciones generales

Es preciso señalar que, a pesar de que una prórroga sería algo más bien deseable, una vivienda es un patrimonio que bien habría que aprovechar de la manera más asertiva. No solo como propietarios e inquilinos debemos conocer el modelo prórroga contrato alquiler de vivienda y sus alcances.

Con una cuarta ola de COVID-19 en puerta y una fuerte recesión económica en puerta respecto a varios rubros, las prórrogas de alquiler se asoman como territorios enrarecidos a los que hay que rehuir hasta que legalmente no estemos con el agua al cuello, o casi, pero esto es más bien contraproducente ¿Qué hacer entonces?

¿Cuándo quedarnos y cuándo irnos?

Es erróneo pensar que tanto como propietarios e inquilinos, tendremos una posición de ventaja y amparo perenne ante la ley en una coyuntura como esta. Sin embargo, para mantenernos o para avanzar, tenemos que ceñirnos no solo a la ley, sino también  a nuestras obligaciones, a los plazos y al mercado inmobiliario.

Debemos trazarnos un plan flexible si somos propietarios e inquilinos, el cual nos permita salvaguardar la estabilidad de nuestro capital, en medio de una situación tan incierta. Ciertamente, las prórrogas de alquiler, junto a otros recursos, pueden ayudarnos a sortear la crisis en busca de tiempos mejores.

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad