MUERE RUTGER HAUER, EL ACTOR HOLANDÉS MÁS IRRESISTIBLE DE LA HISTORIA DEL CINE

La familia de Rutger Hauer ha comunicado que el actor holandés no se encuentra desde el viernes en el mundo de los vivos, y es momento de recordar el célebre monólogo de Blade Runner donde Hauer se despide de la vida y habla de lágrimas en la lluvia. Tenía en la película de Ridley Scott una presencia imponente, más madura que la de las "Delicias turcas" de Paul Verhoeven; pero el papel donde más se hizo evidente su irresistible sex-appeal fue el de Martin en 'Los señores del acero", también de Verhoeven. Desde aquella película Rutger Hauer se convirtió ya para siempre en mi ideal de belleza masculina, y no sólo por su físico, sino por el punto de rebeldía y el increíble morbo que transmitía con cada ademán y cada movimiento. Ese atractivo físico le acompañó hasta el momento de su muerte a los 75 años.

No me avergüenza admitir que Rutger Hauer ha formado parte de los sueños románticos y eróticos de mi juventud -sueños imposibles, claro está-, como será el caso de tantas mujeres que hayan seguido su filmografía; y que con ningún otro actor se ha dado nunca el gozo contemplativo hasta el extremo que él me inspiraba. Fué el mío un amor imposible que comenzó a gestarse con "Lady Halcón", en aquellos años en que las niñas creíamos en príncipes azules; y más tarde, a los treinta y pocos, experimentaba en Ámsterdam la ilusión infantil de que quizá podría encontrarle al doblar cualquier esquina... Nunca ocurrió, y menos mal, porque me habría quedado paralizada y muda de pura emoción.

Rutger Hauer tenía una fuerza que traspasaba la pantalla, y también era capaz de conmover con su imagen de enfant terrible. Tenía además la habilidad de escoger los papeles que se le ofrecían con increíble acierto para consolidar una carrera y una filmografía impecable, y así como el mecenazgo de Visconti llevara a Helmut Berger a ser considerado en su momento el hombre más bello del mundo mientras le duró la juventud, el de Verhoeven encaminó a Hauer a serlo con la edad en que se marchita cualquier ser humano: 75 años de talento y de belleza absoluta.

Uno de los últimos deseos de Rutger Hauer ha sido que continúe la labor de la Asociación "Estrella de mar" que dirige su viuda, Ineke, con la que llevaba casado cincuenta años. La Asociación tiene fines caritativos y de lucha contra el SIDA, y a ella había dedicado su trabajo en la última etapa de su vida.

El increíble atractivo físico de Rutger Hauer se mantuvo hasta el último momento

Si quieres conocer otros artículos Relacionados a MUERE RUTGER HAUER, EL ACTOR HOLANDÉS MÁS IRRESISTIBLE DE LA HISTORIA DEL CINE puedes visitar la categoría Interés General.

Índice
Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad