Dady Brieva defendiendo la corrupción en una entrevista

El ambiente artístico argentino, o por lo menos, una gran parte, ha mostrado su apoyo en los últimos años al gobierno más corrupto de toda la historia argentina: el kirchnerismo.

Todos podremos recordar lo que eran esas cadenas nacionales llenas de mentiras y provocaciones llevadas a cabo por Cristina Kirchner delante de un público obsecuente y manso, que aplaudía cada mentira pronunciada por la ex Presidente.

Además de todos los micros alquilados con gente paga que venían del Conurbano bonaerense, también se sumaban los funcionarios y gran cantidad de actrices y actores, que no dudaban un segundo en aplaudir y hacer la “v” característica del peronismo-kirchnerismo.

Quien más se jugó con cada declaración y aparición pública fue el comediante Dady Brieva, quien en más de una ocasión expresó su deseo de que Cristina Kirchner vuelva a ser Presidente y que más allá de todos los errores del gobierno más corrupto de la historia, considera que fue lo mejor que le pasó al país.

Pero hace unos días, y a pesar de los casos de corrupción que se descubren día tras día de parte de ex funcionarios que estuvieron en el gobierno kirchnerista, tuvo más declaraciones fanáticas en apoyo al kirchnerismo.

Entre lo más destacado y bizarro que afirmó el comediante, dijo que los medios de comunicación como TN e Intratables lobotomizaron a la sociedad argentina, provocando que permanezca adormecida ante un gobierno con el que no simpatiza en absoluto.

Pero otro momento desopilante fue cuando nombró una vez más a Papel Prensa. Ya sabemos la obsesión que sienten los fanáticos kirchneristas por Magnetto, Clarín y Papel Prensa. Una obsesión que cualquier médico derivaría a un buen psicólogo para que sea tratada.

Del otro lado, la periodista ultrakirchnerista Cynthia García asentía cada expresión del comediante, dejando en claro que más allá del maquillaje y la puesta en escena, los kirchneristas siguen pensando de la misma manera, y que detrás de esa piel de ovejita indefensa se esconde un lobo con ganas de que Argentina sea como la Venezuela de Maduro.

Dejá tu comentario