Baby Etchecopar: “Te querés hacer el Tinelli pero sos un grasa de Munro”

Después de una dura semana para Baby Etchecopar, en la que se peleó a golpes de puño con su colega Roberto Navarro en Radio 10 y con Luis Ventura vía telefónica en Infama, le siguió Jorge Rial.

Ayer mostramos los dichos de Jorge Rial en su programa Intrusos al finalizar su programa, lo que repercutió en los medios y llegó a oídos de Baby, quien como era de suponerse, no se quedó callado.

En el día de hoy, al iniciar su programa, Baby le dedicó unas palabras a Jorge Rial, el chimentero que no opinaba de política y que ayer lo criticó desde Intrusos.

Ya visiblemente más relajado y sabiendo que cuenta con el apoyo de la mayor parte de la sociedad, Baby no ahorró palabras para denostar a Rial.

Etchecopar comenzó su descargo avisándole a Jorge Rial que si tanto se preocupa por sus hijas, que no se olvide que con cada gato con el que salió, llevó a sus hijas a hacer el ridículo, y que es de su estilo andar atrás de las putas.

Cuando mi hija estuvo internada hace unos días, a pesar de que tiene 33 años, yo estuve cuatro días a su lado, agarrándola de la mano, no me fui atrás de una puta como hace Rial“.

También le recordó lo bien que le fue económicamente con el gobierno kirchnerista, con el que recibía “regalos” para guardar silencio y destrozar a quien le ordenaran.

¿Sabés una cosa, Rial? Tus hijas no son las únicas que sufren. Mis hijos también sufren. Los de Salomón también sufrieron, y los de todo el mundo. Siempre te metiste en la vida de los demás, como con el chico de Gran Hermano que era gay, con Salomón y con un montón a los que les cagaste la vida“.

Hay que ser mala persona para sentarse todos los días delante de un escritorio al mediodía para cagarle la vida a la gente, eh. Pero no me extraña. Seguro que alguien los mandó, porque no les gusta lo que digo, pero no me van a hacer callar. Se ve que hay algún ex funcionario del gobierno anterior al que le quedó un stock de droga, y que por las cosas que yo digo no lo puede vender“.

Yo te voy a seguir saludando si te veo, pero si no me querés saludar, me chupa un huevo“.

Habrá que esperar qué le contesta el chimentero desde su programa de todas las tardes, entre concheros, gatos y la obsecuencia que le brindan sus panelistas.

Dejá tu comentario